Los consejos de los hermanitos

Quizá porque tuvimos tele hasta que ya estaba grande y porque pertenezco a la generación que todavía escuchó radionovelas como Porfirio Cadena, el ojo de vidrio y Kalimán, es que todavía conservo ese encanto por la radio. Así, mientras manejo y mientras cocino, lo que escucho es la radio y a falta de radionovelas, escucho programas de opinión y por supuesto a los Hermanitos de la Buena Esperanza y similares (Caciques amazónicos, Hermanos llaneros, las Hermanitas géminis, etc.) y siempre, por ahí hay alguna opinión sobre lo que habla la mara en estos programas. Hoy hablaré de los Hermanitos y dejaremos los de opinión, sobre todo uno que hay en la Sonora sobre hombres quejones, para otra ocasión. 

No hace falta ser Hermanito de la Buena Esperanza para saber que las personas consultan a astrólogos, brujos y similares por dos razones fundamentales: la plata y el amor, o quizá el amor y la plata, en este orden. Por lo general, las mujeres preguntan sobre lo primero y los hombres sobre lo segundo, o más bien, los Hermanitos suponen, o adivinan según su fecha de nacimiento, que estas son las tribulaciones que ocupan buena parte del día de las personas, que les provocan penas y pesadillas. 

En el año y medio que tengo más o menos de escucharlos regularmente, he detectado algunas constantes, pero para que agarren la onda un poco, la dinámica es así: estos chatos tienen llamadas al aire, la persona da su nombre, dice si la consulta es para sí misma o para alguien más y luego da la fecha de nacimiento (propia o ajena). Enseguida se viene la interpretación, lo que ellos con sus poderes psíquicos perciben y lo que aconsejan para que la gente solucione su problema. 

Aunque algunos por ahí me han dicho que los programas son pregrabados y por lo tanto, las llamadas son falsas, a veces dudo de que sea así, y en todo caso lo que importa son los mensajes que envían sobre el amor y las relaciones. Para los hermanitos, la mayoría de casos están mediados por un maleficio, por un amarre o por una envidia, de alguien más que ve, que sabe que la persona que llama podría ser feliz, o el salamiento puede ser obra de alguien que desea a la pareja del consultante. Por supuesto los hermanos ofrecen alguna poción o trabajito para acabar con esa mala suerte y para que, jeje, en una semana el amor regrese a su vida. Pero no es esto lo que más me llama la atención y me horroriza, sino otras cosillas que le dicen a la mara que consulta, sean o no llamadas verdaderas. 

Hoy por ejemplo llamó una mujer que de entrada dijo que quería terminar su matrimonio de 5 años porque el marido la maltrata, la insulta y la golpea, que encima de esto él no tiene chamba y que entonces es ella la que mantiene el hogar. Casi instantáneamente, y fue una reacción de macho más que de psíquico, el hermanito en turno le dijo que no, que todo se podía solucionar, que el maltrato y la falta de trabajo son parte de un maleficio que alguien puso sobre ellos, y que con el pago de la consulta (50 quetzales que según ellos dicen, no hace más rico ni más pobre a nadie) podrían orientarla y ayudarle a solucionar el problema. ¿Que por qué digo que fue más una reacción de macho que de psíquico? Pues parte del argumento, cuando la consultante insistía en que quería separarse y que ella llamaba para saber cómo le iría sola, el tipo le decía que sin un hombre a su lado las cosas serían más difíciles -yo pensé, sería una boca menos qué alimentar, además de la tranquilidad de no estar con un tipo que la insulte- y el otro argumento, el que hizo que la mujer prometiera llegar a una consulta, fue que quién la querría con hijos (tres) e insistió en que podía a) ayudarle a recuperar el amor y que b) le podría conseguir chamba al marido. Claro, son trabajos -y gastos- separados. Los hermanitos no son los únicos con este tipo de ideas, también las iglesias evangélicas en su cruzada contra la "desintegración familiar" lo hacen, vean acá

Otra mujer llamó para preguntar por su hija de 15 años que tenía 15 días desaparecida. El hermano, irresponsable hermano, dijo que la niña se había ido con un hombre mayor que sólo la quería para sexo y que si la señora llegaba con ellos, en menos de un mes, la niña reaparecería. Me dieron ganas, acumuladas ganas, de meterme por la radio y ahorcar a ese irresponsable. Lo triste es que no es la primera vez que llama gente preguntando por hijas desaparecidas y la respuesta es siempre la misma. A la niña le dieron cosas, ropa, un celular y por eso se fue, por las cosas y por creer pendejamente en el amor de un tipo, que además en este caso y según las visiones del hermanito, era un tipo casado. Y digo, sí esas cosas pasan, pero no es de prometerle a la mara que la van a encontrar. De esto ya había hablado un poco acá , lo que me permite decir que es una constante de miedo en un país en el que las chavitas desaparecen todos los días. Claro que entiendo que los padres pueden estar enojados o necesitados de consuelo, pero no es para decirle a la gente que la niñas se van porque quieren; algunas lo harán, sí, pero es irresponsable la actitud de los que brindan la buena esperanza. 

Finalmente, me referiré a lo que pasa algunas veces que los hombres llaman por alguna cuestión de amores y que me resulta interesante y terriblemente odioso. Si bien digamos que la mitad de las veces les dicen que las mujeres les aman y que el maleficio ha caído sobre ellos para que sospechen de sus dedicadas esposas, la otra mitad les dicen que sí, que las mujeres les están engañando y en lugar de decirles, mire, no se separe, quién va a querer a un hombre con hijos, a uno que ya pasó por una o varias, les dicen que a ellos les pueden ayudar a que esa mujer, su esposa, novia, conviviente, se aleje de ellos sin causarles problemas, sin quitarles el dinerito que se ganan. 

Así tenemos que los mensajes son: mujeres aguanten, nadie las va a querer ya "usadas" y menos aún con "carga", además que insinúan que las mujeres se van por las cosas que les pueden dar los hombres y que son presa fácil de las tentaciones sexuales. Por otro lado, a los hombres el mensaje que se envía cuando están ligados a una "mala mujer" es zafénse sin responsabilidad. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco noches de telenovela

Cinco días light: día 1

Algo que decir