Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013

Abril no existe

Pasé dos meses viviendo en marzo. Sí, no me dí cuenta. Hasta hoy. Por la mañana, una amiga me envió un mensaje que decía que ya eran dos años, que me mandaba abrazos. Le dí las gracias y le dije, es en un mes y así seguí creyendo hasta esta tarde, cuando otra amiga mencionó algo de principios de abril y le dije, abril no ha pasado, estás hablando de marzo, hasta el otro mes es abril. Los demás me vieron extrañados y todos me recordaron que no, que es abril. 
Es 27 de abril o lo era hasta hace unos minutos. 27 de abril. Dos años sin vos. Dos. Dos años. Dos años y sigue conmigo tu mirada, tu forma de tomar el cigarrillo y ver directo a la cara de la persona que tenías enfrente -a veces yo- antes de soltar una carcajada, una puntada o algo que con el tiempo iría haciendo cada vez más sentido, como aquello de júntate con tus iguales. 
Luego estuviste cerca, una pupusería no planificada en mi camino, la canción de Arjona y Paquita la del Barrio, la única que te gustaba de él. No pude evit…

Los más solos

Sobre el escenario cuatro hombres. Cuatro locos que cuentan su historia. Botellas de plástico colgadas, cuatro catres sin colchones, y uno más sirviendo de fronteras para el espacio del inodoro. Zapatos abultados y retazos dispersos. Dos micrófonos -uno de cada lado del escenario- servirán para luego de que cada uno de los personajes actúa por primera vez, el público conozca su historia a través de una de las actrices que por un momento se despoja de su locura (representada por los zapatos). 
Inspirada en el reportaje "La caverna de Choreja" publicada en el salvadoreño diario digital El Faro, "Los más solos" de la compañía de teatro Del Azoro, relata la historia de Choreja, Víctor, Cerebro y Levy, cuatro  presos del Pabellón Psiquiátrico del penal de Soyapango en San Salvador. 
Aunque la primera parte de la obra se presta para la risa, la serie de horrores -las condiciones de vida dentro del pabellón y las causas por las que algunos de los personajes se encuentran…