Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2007

Pequeña divagación en medio del trabajo

Imagen
La cédula recuerda la edad. La mía está maltratada, necesita cambio. Tan maltratada está que no la aceptaron para la renovación del pasaporte, de la que depende la visa. No sé si siempre he buscado símbolos en lo que pasa para luego intentar descifrarlos y ver si coinciden con mis procesos, en todo caso esta vez no tengo duda, he de guardar esa vieja cédula, sacarme foto nueva, revalidarme, renovarme, sólo así podré viajar, pero primero he de pasar por un trámite molesto para terminar el cambio de piel, proceso doloroso. Así es la vida.
Ya quiero que sea diciembre 16.


Un buen anuncio

<

Vanessa Núñez me envió este link, disfruten. Y luego dicen que las brujas sólo en los cuentos...

Wanna buy a ghost?

Jajajajaja

Funkatronik a bailaaarrrrr

Imagen
Este viernes en 4 grados norte, concierto de funk desde El Salvador. En la calle, gratuito y a bailaaaaar!!!!!

Siendo yo

La música es parte fundamental de la existencia, creo que todos podríamos hacer un soundtrack de nuestra vida y ufff, incluso discos de momentos específicos. También hay música para volver a uno mismo, a la esencia que a veces se pierde, para esto es necesario, al menos en mi caso, volver a la música que me hace sentir yo, que me recuerda qué cosas me hacen reír, pensar, soñar. Entre esta música se encuentra la de Kevin Johansen and The Nada. Seguro a todo el mundo le pasa decir: shit! siempre he querido decir esto, he querido cagarme de la risa con historias como ésta o qué rico poder ser tan incoherente y sonar bien... eso hacen Johansen y secuaces conmigo, sus canciones me dan unos celoooos!! porque van de lo simple a lo profundo, de lo cotidiano a lo absurdo... y a nivel más personal, es el tipo de música que me hace sentir un cosquilleo interno, unas gana de estar viva, de seguir oyendo, viendo. Les dejo: una para reír, una para pensar y por supuesto, les recomiendo subirle el …

Última hora, Carlos Peña llega a Guatemala

Imagen
He de confesar que al igual que casi todos los chapines que tienen cable caí en la tentación de ver los programas de Latin American Idol, más los que fueron de eliminatorias por cada espécimen que se cree en condiciones de cantar, luego lo seguí un poco, y he de hacer una segunda confesión: mi favorito no era Carlitos Peña, sino Arquimedes el chero, que me gustaba por su voz de mujer y sus ojillos chinos.
Cuando el hermano salvadoreño salió y a pesar de que el chapín seguía en la contienda, perdí todo interés en el programa. Tampoco vi el último concierto y supuse la victoria de Carlos por que el jueves cuando estábamos conversando Vanessa, Raúl y yo, se escuchó una cuetería loca por toda la ciudad. Antes de esto, el 15 de septiembre, mi gran cuaz Lilo, quién también tomó la foto acá presente, grabó la ignauguración del desfile a lo militar de ese día, y por absurdo que parezca, el ilustre presidente Berger nombró a Carlitos Peña, que luego tuvo que dar un discurso improvisado, como el…