Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

¿Te asaltaron?¡Defiéndete!

Imagen
Eso dice esta vil valla publicitaria que adorna algunas esquinas de la capital. Hay una ahí no más de la DIGECAM, donde la gente saca su permiso para portar armas. Un bote de spray de pimienta, varios bastones de descargas eléctricas, un inmovilizador, son las imágenes que acompañan el texto que luego dice: "Los ladrones prefieren víctimas desarmadas" (noten que víctimas y desarmadas están en rojo). Esta valla es una más de las que se integran a la trágica historia de "la juguetería para hombres" que ya ha protagonizado mini-escándalos por publicidad con contenidos sexistas. En este caso, no se trata de una publicidad sexista, si no de una que incita a la violencia.
Podríamos pensar que la gente debe autoprotegerse porque el Estado es incapaz de garantizar este tipo de seguridad -ni hablemos de la seguridad alimentaria y de otros tipos-. Ok, en eso estamos de acuerdo, pero la capacidad de reacción de una persona ante un asalto, incluso ante una sorpresa es muy, per…

¿Sabías que estoy a dieta?

"¿Sabías que estoy a dieta?", dijo una voz pequeña tras de mí en una panadería. En el par de milisegundos que me tomó voltear, creí que encontraría a una mujer pequeña, de esas que aunque pasen los años, siguen teniendo una voz menuda, de niña. Un segundo me tomó darme cuenta que no, que esa voz pequeña venía precisamente de una pequeña, de una niña de no más de once años, lindamente vestida como señorita, lindamente peinada, levemente maquillada y con uñas decoradas. La interlocutora de la niña, una mujer de unos 40 años, le dijo que no, no sabía y vi cómo intentaba disimular sus ojos que se abrían como platos -como los míos- ante la afirmación de la niña que siguió: "es que quiero bajar la panza" y pensé -y seguro habrá pensado la interlocutora- ¿Qué panza? si la niña tenía la grasa corporal de una niña sana y decentemente alimentada de su edad, no había panza, no tenía love handles, ¡no! era una niña normal. En lo que esto y más me pasaba veloz por la cabeza, la…