Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

Son las 11 30

Son las 11 30 y mi amiga Andrómeda acaba de partir. Esta noche a la plática se sumó un ruido de fondo infernal. A eso de las 8 de la noche comenzó la bulla, una sarabanda evangélica estridente y desentonada, como suelen ser. Creí que duraría poco y no podía identificar de dónde exactamente venía, el lugar en el que vivo es un canal de sonido. Un par de horas después, luego de que una mujer llevaba ya casi una hora cantando lastimeramente y dando de aleluyas y gritos, con un tono muy a lo Chabela Vargas, Andrómeda propuso salir a buscar el sonido y echar un ojo, así que salimos y zaz, era en la esquina, donde hay un colegito. Nos acercamos y pudimos ver a la viejtia en plena acción. El movimiento que hacía con su cuerpo y con un puño en alto, se asemeja mucho al clásico movimiento rockero de los adolescentes, así de atrás hacia adelante, en un mismo punto, y moviendo el puñito levantado al mismo ritmo que el resto del tieso cuerpo. Así, justo así se movía la viejita, que seguriría cant…

Rafael

Imagen
Un poco en serio, un poco en broma, siempre me he referido a Rafael Menjívar Ochoa como mi Master... y con esto no me refiero al maestro que impone, si no al Master jedi que te da las herramientas para que vos mismo encontrés el camino de tu voz en la literatura, para que sepás diferenciarla de todas las demás y sepás también cómo acercarte a tus iguales, no solamente los que están en alguna otra etapa del proceso de escribir, si no los que ya son los grandes, los clásicos, los meros meros... y eso ha sido sólo una parte de lo que he aprendido a lo largo de los años con él... a reconocer que, sin pena a ser considerada prepotente, puedo decir que otros como Tolstoi, Balzac, Maupassant y Baudelaire son también mis iguales, mayores y más experimentados, pero mis iguales al fin y al cabo.

Conocí a Rafa en un taller literario que una de las editoriales con sede en Guate realizó para una feria del libro. Unos meses antes, sintiendo la necesidad de entrar en contacto con otros que amen la li…