Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

Born and raised

Imagen
Vaya, en unos minutos habrá terminado septiembre, el mes de la patria y entraremos a lo que los locutores de la radio llaman la recta final del año. Seguramente por los próximos meses no escucharemos esas rolas dedicadas al ser chapín, ni veremos más banderitas en los autos - a menos que juegue la selec-, se habrán acabado los ensayos escueleros de bandas, las batonistas y seguramente en los colegios y escuelas estarán a punto de quitar los altares patrios y de ponerse serios con la llegada de los exámenes finales. Ser chapín o guatemalteco, y todos los artículos acerca de esa característica de nosotros que nacimos en esta especie de pájaro territorial, quedarán en el olvido. Pero queda una duda por resolver... ¿qué es ser chapín? ¿qué significa?
En los últimos meses, con mi buen Juanma nos hemos dedicado -casi viciosamente- a preguntar a muchos de nuestros interlocutores, cinco cosas que nos hacen orgullosos de ser chapín, dando por resultado que la mara conteste: los paisajes, las tr…

Pegamento

1. Una mujer de pantalones rojos y capas de tela como blusa, completamente absorbida por el pegamento se apoya en una ventana. Sus pies imitan una posición de ballet en puntillas. Flota. Su mirada está perdida. Ella sonríe.

2. Dos chavos grises, cabellos endurecidos y el puño cerrado cerca de la nariz se animan a cruzar la calle. Comienzan a caminar, uno tras otro. El segundo se queda a un cuarto del camino, retrae los brazos con miedo. El primero para. Regresa, no parece decir nada, le toca el rostro con dulzura, lo toma de la mano. Caminan, cruzan la calle.

3. Esquina del teatro. Semáforo rojo. Pegamento en mano. Aspiración. Cabeza que se retrae, pupilas dilatadas. Intento de paso. Miedo. Coraje. Pasos. Alto. Rostro que mira los autos que esperan la luz para pasar. Semáforo amarillo. Bocina. Caricia a barba gris smog. Semáforo verde, bocina. Ojos que buscan en los autos. Espera parado en medio de la calle el próximo rojo para caminar. Aspira.

Colores

¿Qué pasaría si las cosas y la gente tomaran el color del sentimiento o sensación que por un momento -o eternamente- los identifican? Como los buses rojos de peligro, de alerta y de miedo, o como los autos funerarios que tienen el color del miedo a la muerte por parte de los vivos. Los viejos -y no tan viejos- se pondrían verdes al ver a las colegialas, a un par de nalgas o de tetas; algunos se tornarían rojo tomate-ira al sentir que la violencia los colma; otros se pondrían color café mierda al cometer actos de corrupción. Si tan sólo la naturaleza nos volviera camaleones.

Pasajero seguro y otras cosas

Finalmente me subí en el transurbano y en el transmetro. En los dos casos, los vagones iban completamente llenos, pero al contrario de los buses rojos -en los que el peligro y la alerta están, como dicen, a la orden del día- el ambiente estaba lleno de armonía. La gente iba feliz, riendo, durmiendo, algunos niños cantando y aquello parecía de mentira, de juego de la imaginación. Los choferes decían buenos días, pase adelante, explicaban con tranquilidad el procedimiento de entrada a los nuevos usuarios. Excepto el celular de alguna pobre incauta alma que reproducía canción cortavenas, tras canción cortavenas (casi podía escuchar los supiros de no una, si no varias almas), casi no había ruido no humano, no había reaggeton-ton, ni brochas diciendo córrase hasta el fondo, breve-breve, el de gorra hágase para atrás, se corre o se baja, el escape del bus es casi inaudible y -como plus- al bajarse, uno no recibe el baño de smog. Además las personas eran más amables entre sí, se respetan los…

Lectura

Imagen
Va a estar divertido, interesante, controversial, etc...



A ver si se llegan... el Saigon Bar está en 15 Calle 2-53 zona 10, frente de la academia europea