Las ganas de

Hay deseos que uno tiene desde chico o desde adolescente y que, aunque los años pasen, no se van. En mi caso, son sueños que me desatarían un gran sentimiento de libertad, de poder o de alegría. Siempre he tenido ganas de:

  • Colgarme del lazo que está unido al badajo de una enorme campana de iglesia. Balancearme. Hacerla sonar, escucharla y sentir la vibración que inunda el espacio.
  • Ser invisible para colarme en los funerales y escuchar el diálogo sobre la muerte.
  • Hacer vuelo libre sobre una gran planicie primero y luego sobre una ciudad.
  • Tener los poderes mágicos para hacer que a los políticos, funcionarios y empresarios les dé una enorme diarrea cada vez que quieran cometer un acto de corrupción o robar plata del Estado.
  • Tener el tiempo en la vida para estudiar: diseño gráfico, publicidad, derecho, ingeniería civil, mecánica automotriz, matemática, antropología, psicología, criminalística y periodismo.
  • Caminar por una ciudad vacía.

Comentarios

Enrique ha dicho que…
Comparto el punto 2 y el 5. Ese último con una selección un poco diferente.

Por cierto, la foto del ángel al inicio me acaba de dar un flashback. Hace poco estuve en ese lugar y tomé la misma foto. Está cerca de la entrada a mano derecha. De verla tanto tiempo casi siento que me guiña un ojo :)

Saludos!
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
Lindas las estatuas del cementerio eh? Saludos!
Enrique ha dicho que…
Sin duda. Mi favorita es una que está allí cerca. Un águila hasta arriba, un tipo yaciendo en el suelo y una mujer caminando hacia él. Fue otra buena foto!
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
Ufff ya sé... genial, genial. Una que me gusta mucho es la de una niña cargando una corona de flores, es pequeña, pero la expresión y los detalles son maravillosos

Entradas populares de este blog

Cinco noches de telenovela

Algo que decir

Cinco días light: día 1