El aguinaldo, la navidad y alguien ya viene a Guate :)

Vaya, por fin llegó el día tan esperado por la mara en estas fiestas navideñas, el 15 de diciembre en el que a los afortunados mortales que cuentan con un contrato más o menos decente -más decente en unas cosas y más indecente en otras- les dan su aguinaldo, con el que se sueña desde el momento en que se acaba el bono 14 de medio año.

Ya desde hace meses los comercios, nos vienen hablando del aguinaldo, nos dan opciones para gastarlo, para aprovecharlo, para explotarlo. Regalos para uno, para los demás, para la casa, son el tipo de cosas que se nos propone hacer con ese fantasma de dinerito extra. Eso y claro disfrutar de los convivios, chupivios o convicios, según sea la mara de la ofi, del cole, de la u, de la cuadra, los cuates, los meros amigos, la familia, en fin, todos aquellos que estén dispuestos a echarse los tragos o por lo menos a comer abundantemente. Hay, claro, que recordar que todas las calorías extras que se ingieran en este fin de año, serán condenadas a la hoguera del ejercicio, con los propósitos de año nuevo, en los cuales, se incluye, casi siempre, adelagazar y hacer un poco de fitness.

Aquellos que no contamos con contrato que incluya aguinaldillo, nos vemos tentados también a consumir sin frenos, a "aprovechar" las ofertas para hacer felices a nuestros amigos, familiares, algunas veces jefes y demás personas a las que se considere necesario/útil regalar alguna cosilla, aunque sea una pascua o unas galletas con motivo navideño.

Algo pasa a partir de hoy... bueno, algunas cosas pasan a partir de hoy, desde que la gente anda ya en mood de vacaciones, todo el mundo apresura las últimas citas de trabajo para sentirse un poco menos cargado en lo que queda del mes y bueno el tráfico comienza a ponerse denso en los alrededores de los centros comerciales, las mesas se acaban en los restaurantes, las lucecitas adornan con descaro las casas de barrio y colonia, los árboles de navidad siguen invadiendo espacios y bueno, la gente anda con cara de buena onda... lo extraño es que por unos días, por unos pocos días, las personas son un poco más felices y me parece que en el fondo muchos quisieran de verdad, como las misses, la paz mundial, la armonía y la concordia entre los pueblos de "buena voluntad".

El frío también ayuda con este sentimiento de fin de año, con esa buena onda que pude en parte estar inspirada por el "derecho" de gasto desenfrenado en el que se entra. En estos días, hasta el conserje del comercial frente a casa -que el resto del año tiene cara larga- da los buenos días, buenas noches y sonríe. La gente sonríe en navidad. El fin de año es tan solo unos días después de la noche buena/navidad, pero nadie piensa en eso aún, para eso se tienen los días postnavideños, en los que se piensa en que ucha, finalmente se acaba el año, como si las cosas fueran a cambiar -y con cambiar me refiero a mejorar- con el paso de los números... se hacen los planes de año nuevo, la lista de propósitos, se hace un recuento de lo hecho -errores o no- durante el año y bueno, se tiene la casi ciega convicción de que las fechas, los días, borrarán lo desagradable.

Pero bueno, es día de pago de aguinaldo, día de colas en los bancos, y se aproximan días de amenzantes ofertas, de tentadoras compras... el tráfico de locos mientras más se aproxima la fecha, el 24 y el silencioso 25...

A mi la navidad me gusta por la comida, más que nada por cocinar, por las largas sobremesas que se arman cuando se juntan dos o tres personas, por el consumo de vino y quetzaleteca ponche navideño... pero más que nada me gusta porque me recuerda a mi ma, ella disfrutaba teremendamente de esta época, hacíamos los adornos para el árbol, poníamos nacimiento con musgo, espejitos, azerrín de colores, imágenes a la edad media (unas muy grandes, unas muy chicas, palmeras, pinitos, magos que cada día se aproximaban, vendedores y pastores con cabeza de fósforo quemado...

Me gusta también la navi porque generalmente viene mi tía, que me trae una botelluca de Jack Daniels :) y a veces la complementa con una de tequilosh, pero este año, si bien mi tía viene hasta fin de año, viene mi hermano por lo que es necesario, justo y necesario díría el cordero de dios, que ponga por acá la canción de "ya viene mi broco"... así que acá la dejo y bueno, no está de más recordar que para cantarla conmigo deben sustituir el "somebody is getting married" por "alguien ya viene a Guateeeeeeeeeeeeee".


Comentarios

la-filistea ha dicho que…
Ahh Feliz Navidad vos, yo nunca he sido Grinch, siempre he disfrutado las navidades!
Aquí ya tenemos una tradición se pasa la navidad en casa mi cuñada! Pero las navidades en Guatemala son especiales vos, más que todos los dias como estos, cuando abundan los convivios que por cierto tambien me gustan..

Salud.
Y mano ya va hacer un año que nos vimos va? Como pasa el tiempo.
juscifer ha dicho que…
y como siempre yo llego en enero
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
Harmana: Si vos, hace ya casi un año mano, vuela, vuela el tiempo.... De a huevo la navi, me cae medio mal que sea tan comercial, pero bueno, supongo que comprar hace feliz a la mara... la felicidad del poder adquisitivo.

Jus: :)

Entradas populares de este blog

Cinco noches de telenovela

Algo que decir

Cinco días light: día 1