Quesillos, helados y leche materna

¡Atención mujeres en etapa de lactancia!
¿Le sobra leche? ¿está usted cansada de desperdiciar la leche que sus hijos no beben de sus pechos?
Acérquese y forme parte de esta nueva industria de quesillos y helados fabricados con leche materna y ¡gane dinero con ese don divino!


¿Risible, no? Más en un país al cual le acaban de revelar que hace 60 años se permitieron experimentos en reos, prostitutas y locos, y que ahora se indigna contra esas prácticas consideradas inhumanas. Desgraciadamente no es un chiste, no es una broma adelantada de día de los inocentes. No. Eso realmente está pasando.

El año pasado una amiga me comentó que un proyecto completamente absurdo había llegado al Comité de Bioética de la USAC y que el entonces director, al ver el nombre de la propuesta, había solicitado revisarlo, encontrándose con esto: quesos y helados de leche materna. Y no, no para nenes en edad de lactancia, si no para todo el mundo, para el consumo de niños, adolescentes y adultos. Según el estudio que se proponía, esta novedosa producción permitiría ampliar a otras poblaciones los beneficios de la leche materna, llena de nutrientes necesarios para el desarrollo y bienestar humano. Además, según me contaba, el salvaje que proponía esto, refería que esta industria podría ser un medio de subsistencia para miles de mujeres. Reímos como locas de la idea y celebramos que el proyecto hubiera sido rechazado por el Comité.

Esta tarde me comentó que el proyecto fue aprobado por la DIGI, es decir, el imbécil que lo planteó, logró meterlo por otra vía y consiguió el financiamiento de la U para llevar a cabo la primera producción. Según lo que me comentaba mi amiga, ahora están en fase de "degustación" de los productos.

Además de lo grotesco que puede parecer consumir leche materna fuera de la edad y de su estado natural, hay muchas cosas que cuestionar del proyecto, y de la DIGI y del Instituto de la Mujer de la USAC, cuya representante, estuvo de acuerdo (vaya con el feminismo ¿no?). Pero primero lo primero, la leche materna sí tiene un valor nutricional y un cuerpo adulto puede procesarlo sin problemas, quizá el sabor, el cual la mayoría de nosotros no recuerda, podría ser un problema de gusto, pero dejemos esto a un lado, porque lo importante, no es el valor nutricional de la leche materna.

Ya durante siglos nos han convencido de que la leche materna es "el regalo de la vida", y nos dicen que si es esencial para el desarrollo, que si permite crear y fortalecer vínculos entre la madre y el lactante, y se condena un poco -o un mucho- a aquellas mujeres que no pueden o que deciden no dar de mamar, se cuestiona su valor como mujeres, su calidad como madres...

Lo peligroso, lo antiético de esta propuesta está en lo económico que tiene implicaciones sociales muy gruesas. Las mujeres vistas como vacas que pueden ser ordeñadas, ya que mientras haya estímulo habrá producción láctea de mayor o menor calidad. ¿Ha visto usted madres dando de mamar a chicuelos de más de 3 años? pues sí, de que se puede, se puede, la cuestión es ¿de quiénes se sacará esta leche? ¿de las mujeres bien alimentadas? ¿necesitan éstas ganarse unos centavos más a costa de su lechita? ¡no! como lo planteaba el ilustre creador de la propuesta, esta sería una alternativa económica para mujeres de bajos recursos con extra producción de leche... lo que el genio no consideró es que en un país lleno de pobreza, muchas madres no están bien alimentadas y como dicen por allí, cada hijo cuesta un diente, es decir, cuesta el calcio del cuerpo. El proyecto, que espero fracase gracias a los prejuicios, pone en riesgo de descalcificación a aquellas mujeres, pobres mujeres, que quieran trabajar como vacas. Y sí, no hay otra forma de decirlo, de plantearlo. Se proponía además en el proyecto que la extracción fuera manual o mecánica, es decir con una bomba extractora de leche. ¡Sólo a un hombre podría ocurrírsele esto! Pregúntele a su mamayita si cuando usted mamó fue esta una experiencia sublime... en la opinión de mis amigas que han tenido bebés y que han decidido dar de mamar, es súper doloroso. ¡Imagínese!¡líquido saliendo por los pezones, más doloroso aún, siendo succionado de los mismos! No, no he conocido mujer alguna que viva o recuerde esta etapa de su maternidad con agrado.

Otro de los riesgos que se corre con este proyectejo es que, al haber una ganancia de por medio, las mujeres opten por vender toda su leche. Y no, la maternidad no es full devoción, ni full amor, más cuando la pobreza vive en casa y cuando la planificación familiar perdería sentido porque la lactancia representa una entrada de plata. Podría entonces pasar que las madres no den más lechita a sus hijos, reciban los dineros y en lugar de dar de mamar, den atoles a los niños, o más perverso aún, compren sus propios quesillos y helados, por supuesto a un precio mayor que la plata recibida.

¿Cómo es posible que la DIGI y el IMUSAC hayan permitido esto? ¿En qué cabezas ignorantes cabe que de las mujeres puede sacarse queso, helados, natillas y demás productos que implican el ingrediente lácteo? Si esto se vale... ¿no deberíamos fomentar el canibalismo? ¿proponer que se aprovechen las nalgas proteicas de hombres y mujeres? ¿hacer verdaderas babyribbs? Para como van las cosas... no me extrañaría que esto pase, al menos los cuerpos ya estarían muertos y no habría que extraer el producto con ninguna máquina.

Ufffff....

Comentarios

AL Ruano ha dicho que…
Me dio un poquito de vasca vos...

Pero ya en serio ¿qué putas?
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
Es en serio, están haciendo las degustaciones en Chiquimula... si logran meterlo al mercado, seguro tendremos una industria lechera con mujeres siendo ordeñadas manual o mecánicamente...
la-filistea ha dicho que…
Lo más jodido es que cuando la pobreza aprieta no hay necesidad de mucho campaña para que las mujeres acepten. ESo también significa que pueden haber más embarazos o niños pues...

Pero yo una vez ví en primer impacto como un chavito tomaba leche de su perra, la gran puta eso si que no lo pude soportar.
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
ja, olvidate vos, si esta vaina es peligrosa mano... lo del chavito tomando leche de la perrita, puta! es que en esas vamos a parar... ordeñando hasta las ratas.
Belky ha dicho que…
Es exactamente lo que pienso hacer con mi hijo de 3 años que en una semana lo operan de Amigdalas, Vegetaciones y Oidos y como le van a mandar consumir helado y su hermano tiene 2 meses, estoy guardando la leche que me ordeño para hacerle ese helado. Talvez se recupere más pronto, sobre todo de el peso que con tanto problema come poco. Saludos
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
Suerte con el experimento! Saludos

Entradas populares de este blog

Cinco noches de telenovela

Cinco días light: día 1

Algo que decir