I´m just in love

Este país se vuelve cada vez más absurdo. Cientos de personas mueren al año de manera violenta y nadie se indigna, nadie pide justicia, matan a un clase media y la clase media reacciona sin análisis, como autómatas entrenados por la televisión. Protestan los niños bien y sus guaruras esperan a la vuelta del parque central, sentados en la fuente, atentos a que a sus manifestantes no les pase nada. Colom asustado, enojado porque lo hayan inculpado o porque lo hayan cachado (las dos son posibles) hace una tras otra mulada que provocan que algunos medios, algunos sectores lo señalen cada vez más, y mientras la crisis económica mundial se une y juega con la crisis política nacional, que aún no sabemos si existe fuera del facebook o del hi5, seguro se están cocinando cosas de las que nos enteraremos cuando ya sea imposible pararlas.

Para algunos será irresponsable de mi parte tomar la postura de espectadora, pero hace mucho aprendí que el mundo sigue, que a veces los aparentes enemigos pueden ser parte de una misma estrategia, que puede criticarse, decirse, hablarse hasta por los codos, pero que de nada sirve todo esto en un país en el que el miedo sirve de somnífero. Prefiero ser espectadora y ver en este cúmulo de mierda lo maravilloso de la agresividad, de la crueldad, de la humanidad dominada por su ego, por la sumatoria de egos, por la lucha por tener la razón.

Esta parte "irresponsable" de mi vida, esta decisión de ser espectadora de los hechos y de la naturaleza humana, me la ha dado toda una vida de vivir en medio del juego de las apariencias, toda una vida de humanidad, de observar el comportamiento de los grupos y de los individuos.

Observar al humano en su caldo, en su salsa, es quizá una de las cosas que más disfruto, de las que más aprendo. Mientras el presente se vuelve pasado día a día, mientras me resisto a entrar en el redil y juzgar y señalar culpables, tomo la decisión más "fácil", la decisión de intentar comprender más que los actos, la naturaleza humana.

Como buena enamorada de mi especie, de estos mamíferos pensantes y constructores de cultura y cooltura, prefiero pensar que el paso por este mundo es para aprender sobre las múltiples manifestaciones del ego, y ya que me tocó nacer en una época y en un territorio en la que los egos colectivos (no la sumatoria de egos), el espíritu de revolución -para decirle de otro modo- no existe más que como parte de la nostalgia por un pasado no tan lejano, más que como remanentes en proceso de terminar de podrirse y de convertirse en polvo, antes de que nazca algo nuevo; tomo la irresponsable decisión de ser un ser humano, de volver a mis funciones primarias, observar y pensar, y en medio de todo el caos, pierdo el hambre, siento los olores más fuertes, camino en la nubes pensando en cómo funcionan los individuos, mientras el país aparentemente entra en crisis (hace siglos que lo está) y yo, en mi más absurda individualidad, me enamoro de lo cochino, de lo esporádico de las pasiones humanas, de lo aparentemente bueno, de lo aparentemente malo... y como muchas veces en mi vida, una absurda canción acompaña este sentimiento, esta decisión de "irresponsabilidad" y de enamoramiento de la humanidad.



El mundo puede caerse mañana, colapsar los sistemas políticos, los Estados, pueden caer gobiernos, iniciarse guerras que calificaremos de inhumanas, de crueles, de absurdas, puede que se descubran un millón de conspiraciones, que el papa acepte el condón, pero lo que no cambia, lo que no deja de ser sorprendente, maravilloso, angustiante, son el ego, la humanidad, que siempre estarán allí, siempre podrán alimentarnos de asombro, de interés, siempre podremos enamorarnos de esta especie, y el amor a la investigación, a la observación nos manetendrán en vida, atentos...

Comentarios

Cristian Mejía ha dicho que…
Mejor de espectador y no de arbitro. Dicen que la Jacky estaba manifestandose por alli, ?la viste? Alegres los humanos y como nos multiplicamos. Saludos Denise.
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
parecía que muchos y muchas jackys en lo más tumultuoso que habían estado era algún concierto, te juro que sólo faltaba que gritaran uuuujuuuu!!!
la-filistea ha dicho que…
Ufff.. en estos momentos ya no sabe uno si apagar mejor los medios de información todo es tan mierda, tan . . . como se diría?.

Es cierto Denise, al final seguiremos "conviviendo" dentro de la misma especie y asombrándonos de lo que podemos llegar a hacer.
Sandra ha dicho que…
Ay qué bonito post :) eso es amor y no babosadas, el amor a ver las cosas como son y no como pretenden ser. Vos seguí de espectadora que para eso están los ojitos y los lentes :)

Un abrazo.
Edwin Arévalo ha dicho que…
Alguien sabe donde esta la letra de la parte que canta el chef Sueco? :")
Claudia Renée ha dicho que…
Mejor mano, mejor así de espectadores. Al rato llegan a negociaciones los grupos que están pelando poder e intereses; y el resto que se calentó la cabeza y a quien le metieron odio, bien jodido como siempre; engañado, enfermo y teniendo que tragarse una historia.

Abrazote Denisiña.
Aniuxa ha dicho que…
Me encantó tu post!!! :) Yo me he quedado pensando tanto en tu país en los últimos días, y lo sentí ajeno, lo sentía lejano... y sí, como espectadora, y con este post, creo que mi posición se reafirma! Saludos!
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
Filis: Una maravillosa y asquerosa especie es lo que somos.

Mi estimada Licda Sandra: cuando vengás nos iremos de espectadoras por las calles de la ciudad :)

Edwin: es: dompirupiru pupu puuuuu..

Claus: es que nos tratan de ver la cara de mula

Anuxia: Es que no se puede hacer otra cosa más que ver, observar e intentar comprender lo que está al fondo, no del conflicto, sino de los pinches seres humanos.

Entradas populares de este blog

Cinco noches de telenovela

Cinco días light: día 1

Algo que decir