Arnoldo Ramírez Amaya o el pájaro sobreviviente


Esta tarde, en uno de los paseos por el centro con Vanessa, en un cruce de calle lo ví.
Hermoso, no exactamente él como materia, si no la luz que desprende: una bella irridicencia de libertad, de un hombre que ha vivido como ha querido, que hace lo que ama y que seguramente sin ello moriría. Hermoso, aún no puedo dejar de pensar el él, en Arnoldo Ramírez Amaya, el pájaro sobreviviente.

De él conservo un leve recuerdo de niña un tanto confuso, como el recuerdo de un sueño al borde de la lucidez. Arnoldo Ramírez Amaya era amigo de mi mamá, recuerdo haberlo visto algunas veces, con el pelo alborotado y un pequeño bigote. Creo que él me habrá impactado, porque ahora que lo pienso y que veo los dibujos que están en la página de literatura guatemalteca, me doy cuenta de que he tenido un par de novios muy parecidos a él. No sé, al final de cuentas la psique es bien, bien rara, y en cuestión de hombres, es la vibra la que dicta.

En la familia hay dos cuadros de él, uno del french poodle gris de mama, hecho de colochos con el nombre del perro: Andrés; y uno que tenía mi abuela en su habitación -y que me daba terror de niña- en el que están dos muñecos de tela, uno sentado y el otro tirado con la leyenda: vos y yo muertos en el cuarto de los juguetes. Hermoso ¿no?
Ahora que lo pienso, porque no he podido dejar de pensar en ello, ese cuadro podría traducir mi atracción hacia la muerte: miedo y frío que se mezclan con belleza, sencillez y libertad... vos y yo muertos en el cuarto de los juguetes... vos y yo muertos, pero allí, en el cuarto de los juguetes, tan libres de estar sentados o tirados en cualquier lugar, tan libres de estar muertos y de seguir vivos...

Arnoldo es un hombre bello en esencia, intento pensar en sus rasgos, en lo que se ha dicho de él, incluso en lo que yo llegué a pensar luego de ver el documental, pero es imposible ver algo feo en él o algo común, no es un hombre común, no tiene una energía común.
Nuestro encuentro fue pequeño, crucé la calle, lo vi venir, y cuando pasó a mi lado, sólo sé que de mí se desprendieron las palabras: "Ramírez Amaya, maestro", él me vió y me dijo,"qué gusto el que me da verte", le dije que él era amigo de mi mamá y que lo recordaba a lo lejos, preguntó "quién es tu mamá", "Anabelle Phé Funchal" y una lágrima se asomó en su mirada, me dijo "ha pasado tanto tiempo desde que murió", "si"- le dije "once años" (mañana 21 sería su cumpleaños) y le conté de los cuadros, me dió una tarjeta y dijo "si podés, quisiera una fotografía de los cuadros, vivo aquí a dos cuadras, podés pasar, allí están mis números", me abrazó y dijo "me has hecho recordar muchas cosas, pasá uno de estos días" y siguió su camino. Claro que lo haré, tomaré esas fotos e iré a buscarlo.

Quiero ser cómo él, es lo único que se me ocurre pensar.

Una entrevista con Ramírez Amaya: Con tinta en la sangre


Comentarios

Vanessa ha dicho que…
... y yo que estaba más preocupada porque no me atorpellara el bus y por pagar el parqueo...
Aldebarán ha dicho que…
Que fascinante es tu encuentro con el Pájaro sobreviviente. Son pocas las personas que admiro y que me llevan a decir "Cuando sea grande, quiero ser como..." por eso entiendo un poco lo que cuentas.

¿Nos puedes enseñar las fotos de los cuadros?

saludos, en plan "agusivo" y pedigüeño.
Denise Phé Funchal ha dicho que…
Vane: creo que me hicieron un regalo ayer, fue un momento muy lindo, pero espero compartir con vos la ida a dejar de las fotos.

Aldebarán: Claro que pondré las fotos por acá, este fin de semana lo dedicaré a buscar el del perro, en el baúl de la abuela, el otro sé bien donde está.
Vanessa ha dicho que…
Ah ni lo dudés!! Y te acompaño, seguro!
Denise Phé Funchal ha dicho que…
yepsiri, este fin de seman buscaré las chivas y vamos la otra settimana.
Vanessa ha dicho que…
Encontraste los dibujos???
Denise Phé Funchal ha dicho que…
Si uno, pero lo teníamos en uno de esos tubos de arqui, asíq ue lo tengo bajo unos libros, el otro mi tía dice que sabe dónde está, así que qué te parece si vamos a dejar la foto de uno primero y luego la del otro?
Vanessa ha dicho que…
ahhhhhhhhhh sí, jajajaja

Entradas populares de este blog

Cinco noches de telenovela

Algo que decir

Cinco días light: día 1