Ciencia II


Estudios posteriores del Doctor Krowski sobre las aves de rapiña, refieren que en caso de que éstas vuelvan -vivas o bajo la forma de espectros-, la única manera de alejarlas es preguntar su nombre de pila -pregunta a la cual tienen prohibido no responder- y hablarles claramente pronunciando siempre al final éste nombre. El proceso no toma más de cuatro frases, la cabeza les duele y, finalmente, el corazón explota.

Comentarios

José R. ha dicho que…
Gracias por las tácticas de eliminación. Beso
José R. ha dicho que…
Vos y si las aves de rapiña solo te llaman por telfono y no aprecen físicamente? .)

Entradas populares de este blog

Cinco noches de telenovela

Cinco días light: día 1

Algo que decir