La macrotelenovela nacional

En verdad os digo que los noticieros parecen programas de anuncios de las series de la macrotelenovela nacional. 

"Corruptos y ladrones: La línea" cuya segunda temporada fue suspendida ayer a causa de la PGN que exige su derecho a participar de la historia. Esto deja también suspendida la telenovela parodia (como la de María de Todos los Ángeles) "El túnel del amosh: de mi cárcel a tu cárcel" protagonizada por la renovada Roxi y el galán OPM y que, desde ayer, vuelve a causar furor en las redes sociales. 

Como toda buena programación, también estamos a la espera de la continuación de la serie "IGSS Anatomy" que, por cierto, cuenta con uno de esos villanos con nombre telenovelesco: Juan de Dios Rodríguez. Dentro de la misma línea de programas relacionados al importante aspecto de la salud, parece que los productores de desgracias en este país, se empeñan en promover el programa "Sistemas de salud asesinos: sin insumos" que es parte de la zaga "Sistemas de salud sociopatas: sin cobertura"y que se encuentra ligada a la ya tradicional serie "Médicos en emergencia: la gloria de la vocación" protagonizada por personal médico y de enfermería que sigue atendiendo a los enfermos a pesar del colapso. 

Debido a que la tragedia vende más que la felicidad, parece que los directores del país están empeñados en darnos toda clase de cápsulas televisivas llenas de sangre: "Bomba en el autobús", "Niñas desaparecidas", "Acribillados", "Maras a la conquista del territorio", son solo algunas de las historias de horror -y casi nunca de justicia- que vemos todos los días en la franja estelar. 

Esta semana, además, tuvimos dos programas especiales de deportes: "Linchamiento de un comentarista" y "El Pescado en el Jet Set" con la aparición estelar de la doñita del pelo corto que quería ser presidenta. Estos quizá sean programas medidores de audiencia para corroborar, una vez más, que el fut es amansa bobos y criador de machos. 

Por otro lado, y en la sección de historia, ya reinició "Genocidio en Guatemala" aunque sin la presencia de su protagonista que se encuentra con quebrantos de salud, pero que contará con las escenas patéticas de siempre de sus representantes. Esperamos que tenga un final tan alentador como "Sepur Zarco: la victoria de las mujeres".   

En la sección de violencia contra las mujeres, tan popular en cualquier programación que se respete, estamos a la espera de la temporada final de las historias de "Cristina Siekavizza: esta vez no te escapás, Roberto" y "Nancy Cruz: bailaré sobre tu sentencia", en las que son necesarios finales felices con la condena de los villanos Roberto Barreda y Ofelia de León -en la primera- y José Eduardo Pérez Morales -en la segunda- que se unirá a sus compinches, Jorge Alejandro Díaz y Ho Ying Tong. En esta misma línea, esperemos que pronto inicie la serie "Adolfo V. Hall: la tradición de la violación debe terminar". 

Enmarca todo esto, el show de comedia trágica "Un presidentítere de a sombrero" que cuenta ya con famosos capítulos como "Escondo el gabinete", "Un maestro un escritorio", "Discúlpate con la selec" y como el reciente protagonizado por su patiño "No enseñes las piernas ni el escote, solo los pies cuidaditos".

Vaya programación, vaya país el que tenemos. Por lo menos no nos ponen bombas en la estación del metro que no tenemos, ni hay terroristas, dirán algunos televidentes. Ojalá quisieramos de nuevo ser protagonistas, como hace un año... ¿se acuerdan?

Lástima que no sea sólo tele. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco noches de telenovela

Algo que decir

Cinco días light: día 1