Llega navidad

Me gusta la navidad, me gusta en el sentido gris del asunto. Me gusta la gente que se pone como loca. Me gusta que en esta época se está más cerca que nunca, en el pinche mundo occidental, de la idea de que la plata es la felicidad. Me gusta ver cómo la gente consume y los días antes de la navidad los locales de mercado, pacas, centros comerciales, tiendas de 9.99 se llenan, rebosan de clientes los lugares y de plata los bolsillos de los dueños. Me gusta esta manifestación de humanidad extrema, de esta humanidad que le teme a la muerte y que se llena hasta los codos de comida y de regalos. Me gusta ver cómo se preparan las fiestas, cómo la gente pasa de momentos de chinga y de alegría, de risas, a esas manifestaciones de agresividad descontrolada. Cómo se manifiesta la abnegación materna en las comidas, en la preparación de la casa y cómo el alcohol controla todo, absolutamente todo en esta época. Me gusta la gente que hace “amigo secreto” en la oficina y el límite de 50 pesos como tarifa de regalo, me gusta la gente que se gasta hasta el último centavo. Me gusta todo esto, todo lo grotesco de la humanidad que flota en el ambiente. Me gusta ver a la gente esperando que el convivio –chupivio dirían otros- degenere y algo salga, un conectón pérez para no pasar solos las navidades. Me gusta la agresividad de los comerciantes, las maneras estratégicas de ofrecer descuentos, de ofertar productos para que la mara, compre y compre y compre hasta el cansancio. Se llenan los salones de belleza, los bares, los restaurantes, todo gira entorno al cuerpo y a la reproducción… al cuerpo de la compañera o del compañero, a la reproducción de la vida, de un estilo de vida. Y sí, llega navidad… podría renegar como otras veces, podría decir que el consumismo y la chingada… podría, pero igual puedo disfrutar de esto, de la absurdidad y humanidad de la navidad… mejor observo. Y mejor si mientras observo, pienso… otro año ya se ha ido, cuántos meses han pasado, algo hemos aprendido y algo hemos olvidado, nananananá, las lucecitas de mi árbol parece que hablan de tíiiiii….. llega navidad y yo sin tiiiiiiiiiiiiii……siempre, siempre me pasa lo mismo cuando llegan estos días…. (mi querido Jus :D)





o en plan trágico, más que el Buki -que ya es difícil-
por eso y muchas cosas más, ven a mi casa esta naaaviiiidad….



Ahhhh a estos españoles les encanta el show de variedades!! Esta versión es la de Raphael (de España, jeje que me encanta por trágico y dramaticón), pero me hubiera gustado poner la versión de José Luis Perales y unos niños -que destilaba drama- pero no está por ningún lado… pero, pero… si se acuerdan del video que digo, que pasaban en el 7… si apachan acá encontrarán una canción del mismo programa en que cantaron la versión de la que hablo… volviendo a la navidad y las canciones de “época”… y ya de paso getting in touch con mi lado fresa-noventero-adolescente, no queda más que cantar no sé por qué hasta el café, tiene otro sabooooor..... esta navidaaad, vamos a dejar, puertas y ventanas de par en par...



Sí pues... pinche navidad
;)

Comentarios

la-filistea ha dicho que…
A mi también me gusta la Navidad, aunque no soy de compras ni regalitos, me gusta por que es como si las paredes de la memoria se hicieran transparentes y uno para recordando miles de cosas.

Un abrazote navideño vos Denise.Pero no me torturés haciendome que escuche el Buki... (yiak)
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
Y sí, esa es la parte "no gris" de la navidad que me gusta también, tenés razón... en lo que sí no! es con el Buki!! si es una clásica de todos los tiempos!!!
la-filistea ha dicho que…
Es que con los Bukis on the block, yo tengo un clavo personal jaja!

Pero no hay como los países de uno para la navidad vos, es decir, cada quién conoce su pedacito y sabe como la pasa. Más que todo la sensación que queda después de los cuetes de las 12, y la abrazadera de aquí pa'allá.

En fin...
Ay ay ay chuchita kuta, sino lloro porque te vas, sino porque te llevaste mi televisión .
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
jajajaja, y sí mano tiene su encanto todo este rollo, en lo personal me siento más inclinada hacia los años nuevos, inevitabale -e interculturalmente, jeje- los celebro todos
... pero no vos! insisto! el Buki es un clásssssico jajaja, más navideño ;)Te llamo esta semana.
AL Ruano ha dicho que…
A mí lo que me gusta es el año nuevo. Justo ayer comencé a entrar 'en el espíritu' con esa canción de 'yo no olvido el año viejo, porque me ha dejando cosas muy buenas... me dejó una chiva, una yegua blanca y una buena suegra!'

Ay me dejó, me dejó, me dejó! jajaja
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
jajajaja, buenísimo ya no me acordaba de esa, al menos no estaba flotando en mi imaginario de fin de año.
Anónimo ha dicho que…
luego veo a quella foto en la que estoy junto a tiiiiii, tomandola contra mi pecho, digo, otra, otra navidad sin tiiiiii... por tu felicidad, hoy brindo en esta navidaaaad

Besos

Jus.
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
Ahhhhhhhhhhhhh, llega navidad y yo sin tíiiiiiii -sacá el encendedor- en esta soledaaaaaaaaaaa
Black! ha dicho que…
a mi la navidad si te soy honesto me pone pa pijasos... es una epoca tan trivial, tan comercial y todo el mundo que te ha hecho la vida imposible en todo el año aprovecha para pedirte disculpas y todo el rollo... naaa es epoca muy fea.... lo unico que me gusta de la navidad es la canción del Buki que realmente es buena y el anuncio legendario de B&B que es el mismo que oia de guiro.... por cierto esa cancion del buki no es que me guste si no que me da risa... me trato de imaginar al guey ese alli cantando la canción al pie de un arbolito y todo el rollo, especialmente me caga de la risa cuando dice "ahora tengo aquel regalo que tu tanto me pedias?" o sea el muy mula todavia le compro regalo a la chava y esta se le fue a la droga, que le hacia pensar que ella hiba a regresar aunque sea por que el le compro aquel regalo que ella tanto le pedia... jaja bueno ya me desplaye demasiado, a ver si hago tiempo de pasar por aqui hechandome un ponche y un tamal asi tipo navidad chapina... Adios y un fuerte abrazo (este no es el navideño).
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
y sí coincido mucho con vos, nos caen mal las mismas cosas de la navidad.... acuarianos somos, dicen por allí, jeje y claro, lo del buki, no es por que me toque el corazón jajaja nooooo, me caga de la risa y sí huevos lo del regalito es una chulada de cursilería y mulada... nos vemos entonces con tamalito y ponchecín en la vuelta a los blogs my friend... saludos y abrazos
Claudia Renée ha dicho que…
nooo vooos, no estabas flotando con el imaginario del "fin de año", yo lo prefiero tambien y no es por las fiestas ni por nada de eso, si no por que es mi paja mental de "año nuevo vida nueva", a mi me sirve mucho como referente de sentido en tiempo y espacio. Y por lo demas que gastadera vos no me gusta, por cierto los regalitos de las oficinas ya bajaron a Q30.00 jee. Lo que si me gusta son los tamales y para mas fregar solo los de mi abuela jejeje, abrazotes!
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
Ahhh el amigo secreto! Ya tengo demasiado tiempo de no trabajar en algún lado en el que se haga que creo que me entra la cursilería... y sí mano, la comida de fin de año es lo mejor... qué ricos los tamales, más los negros.... :)
Cristian Mejía ha dicho que…
Pues a mi lo que si me cae mal de la navidad son "cuetes" esa costumbre si ya deberia de desaparecer (quemados,amputados, etc.) Pero no se olviden de los tamales y el ponche que saben tan diferente en navidad. Saludos y que buen post para empezar diciembre. :0)
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
Uyyy sí, es quemar el pisto como diría mi madre, pero tenés razón, como que los tamales los disfrutás más, quizá los comés con más calma, dudo que seamos completamente ajenos al "espíritu navideño" por decirlo de algún modo... Saludos Cristian!
Sandra ha dicho que…
Ala vos, tenemos el mismo instinto musical navideño, jajajaja, y bueno yo, como ya lo he dicho antes, me declaro super fan de esta época, es mi favorita del año, y no por el consumismo, sino por la cursilería, lo admito, pero es que en este mundo cruel, es justo tener, aunque sea una vez al año, un pretexto para pensar en pendejadas cursis que lo hacen creer a uno en haditas y santa claus, ahhh, "las lucecitas de mi árbol, parece que hablan de tí..." toda una clásica!!!

Saludos y un abrazote :)
Denise Phé-Funchal ha dicho que…
Y bueno sí, la navidad sirve para eso, para pensar que las cosas pueden cambiar, que uno puede cambiar... consumismo y esperanza, rara y humana combinación

Entradas populares de este blog

Cinco noches de telenovela

Cinco días light: día 1

Algo que decir