El adoctrinamiento de las sensaciones, los sentimientos y las celebraciones

Vaya, llegó la navidad con su árbol gallo y los adornitos, también gallo, en la reforma y otras avenidas principales -de los cuales nosotros y no la cervecería pagamos la electricidad-, llegaron los árboles de plástico, las luces de plástico, las bombitas de plástico, en fin... llegó el plástico... el final del ciclo perverso de adoctrinamiento de las sensaciones, sentimientos y celebraciones...

En los próximos días veremos la inauguración del árbol gallo en su 25 aniversario -que además es simultáneo en 32 lugares más del país-, el desfile navideño del banco G&T, que antes era de Paiz y sus proveedores, las luces campero, aunque Dionisio ya no ande por acá para disfrutar del espectáculo (jajajaja, como no)y bueno convivios y chupivios, bailes de a cajita de aguas y la venta indiscriminada de alcoholes de todo tipo. Estos dos meses, y bueno abril o mayo, según caiga la semana zangana, son de los elaboradores e importadores de alcoholes, es cuando más que nunca, le hechamos platica a sus bolsillos. A ellos y a los 9.99, a los vendedores de juguetes que cada vez se destruyen más fácilmente, a los restaurantes en los que se celebran los convicios de oficina... cada o casi cada sector de la economía se ve beneficiado con este fin de año, hasta los que venden los pavos napo... pero esto na´más es la cola del ciclo... por cierto como dicen en la tvevasión, el día del desfile use vías alternas, acuerdese -y esto no lo dicen ellos, si no yo- que los empresarios tienen el derecho de bloquear vías sin que se diga pío... claro, pan y circo, disney y circo, a falta de pan...

En enero, ja, ya que ya no se celebra el día de reyes, se vienen los colegios, las librerías y papelerías con lo del regreso a clases... Febrero el día del "amor y la amistad" tonces entran en juego las ventas de chocolates (que también ganan plata en esta época con las tazas para el amigo secreto), los que venden esos globos metálicos, flores, peluches y demás cosas que se supone demuestran el "amor" y la "amistá"... Marzo y abril, como ya dijimos, la semana zangana en la que los mayores ganadores son los que venden chelita y guaros, como la mara no tiene para las vacas, mejor evade sólo la mente. ¿Mayo? Sí! el día de la madre... ganan los de los electrodomésticos que siguen pensando que ser mujer equivale a ser feliz con una refri, estufa, secadora de ropa o de pelo, nuevas... Junio, no es tanto pero el día del padre, la venta de accesorios de carpintería, herrería, mecánica, billeteras, y no me extrañaría que pronto... armas... claro... los hombre construyen y destruyen... ¿Julio? ¡No importa! Hay bono 14 y si a usté no le toca su bonito... pos igual ¡aproveche las ofertas! y gaste, gaste como que si no existe el futuro... Agosto, pos siguen las ofertas, por aquello de haga su agosto, quizá relacionado a la Feria de Jocotenengo en la que se entretienen los más pobres dicen por allí y en donde se pueden "ganar" chunches de plástico al jugar al tiro al blanco, el boliche, la lotería y demás juegos feriescos... septiembre, aunque no se gasta, nos obligan a pensar en la patria, compremos todos banderitas, banderotas, banderillas, y claro... no me había dado cuenta de eso... bebamos la cerveza nacional, de la que estamos todos tan orgullosos... octubre, pos se comienza a perfilar la navidad, más o menos el fiambre, tonces ganan los que matan cerditos y algunos productores de verduras y quesos, y huevos, el halloween, para celebrar y disfrazarnos, así que ups, siguen ganando los de los licores... noviembre, navidad anticipada, compre chivas de las navidades pasadas "a buen precio", le vendemos lucecitas que tendrá que reemplazar el proximo año (¿venderán aún repuestos? ¿se acuerdan de la dificil pero entretenida tarea de revisar cual era la quemada?), satánclauses, los primeros regalos para las niños, los amigos secretos (de nuevo ganan los del choco y los de los peluches) y zaz, como si nada, la navidad... diciembre en su máxima expresión, de nuevo el aguinaldo y las "ofertas", los chupivios en su auge y explosión mayor, el pavito, más arbolitos, lucecitas, adornitos, plástico, plástico, plástico... y zaz, cuando creemos que bueno, ya pasó que ya viene de nuevo la vida encima... ja! el año nuevo, ¡¡chupe!! gaste lo que le queda del aguinaldo, piense que en enero las tarjetas de crédito lo salvarán, y además, comprométase a ser ese ser de televisión, delgado, sano, bello, bella, con estreno y nuevo look... ufffffff
Entre tanta vaina pasan desapercibidos (en desorden) los días de las víctimas, de la no violencia, el mes del cáncer de mama, el día del árbol, de los pueblos indígenas, de la revolución, de la prevención del VIH, etc, etc...

Además, uga, para completar el ciclo perverso y el adoctrinamiento, nos dicen que sólo un día al año vale la pena celebrar la vida propia y la de los demás...

¡Consuma y olvídese!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco noches de telenovela

Algo que decir

Cinco días light: día 1