Sueño de autobús

Buenas tardes señoras y señores que abordan este autobús. Disculpe la bulla que le vengo a ocasionar en este fin de jornada de labores.
Esta tarde le voy a introducir un nuevo producto,
¡un producto maravilloso, milagroso!
Escuche bien:
¿Harto de mal de amores?
¿Ya se cansó de sentirse abatido?
¿Está usted llena de sueños y no le corresponden?
¿Los amores los traen desvelados, ansiosos, deprimidos, sensibles, incapaces de concentrarse en el trabajo, los estudios?
Déjenme presentarles un maravilloso remedio.
Una pastilla milagrosa.
Regeneradora de ánimos.
Eliminadora de amores:
¡Matamores!
¡La pastilla eficaz contra los dolores!
¡Ya no llorará ni se levantará con tremendas ojeras!
¡Señorita! ¡olvídese del maquillaje!
¡véase hermosa, rozagante!
¡No piense más en ese tipo!
¡Joven, caballero! ¡aléjese de los bares, del trago, no haga sufrir a su mamá!
¡Olvídese de esa mujer!
No importa la intensidad de amor, cuánto tiempo lleve en esos pasos
Matamores es la solución,
producido por los más grandes científicos, estudiosos de las emociones,
aprobado por los ministerios de salud mental al rededor del mundo.
Matamores
¡Mire bien!
Una pastilla, un ojo lloroso, un ojo triste, abatido,
¡Como los suyo! ¡como los de su hermano, de su amiga, de su hija!
La primera se la va a tomar con el desayuno,
después de sus huevitos y su plato de fríjol, de su avena, del cereal o de las tortillas que se desayune...
Es mejor que lo tome un domingo, discúlpese por no ir al culto, a la iglesia, quédese en casa,
su corazón lo merece.
Sentirá una serie de escalofríos, no se preocupe es normal,
puede ser que llore, que le dé sueño o que se ría, pero no se asuste es normal,
es el amor que muere en su cuerpo.
La segunda dosis se la va a tomar con el almuerzo, cuando la familia ya haya vuelto de misa y usted ya no tiemble.
Tómesela con un traguito si quiere, para olvidar, para brindar por última vez por ese amor.
Dos horas después le invadirá la paz, el alivio y se olvidará por siempre de ese mal amor que ha muerto en su espíritu.
¡Matamores!
Ahora en venta en las farmacias del país, al módico precio de veinte billetes la doble dosis necesaria, pero en esta única ocasión y como motivo de introducción ¡usted no tendrá que pagar veinte, ni quince!
El día de hoy, escúcheme bien, se lleva la pastilla de los amores
Matamores
por diez, y si conoce a alguien más que la necesite, se lleva las dos por quince solamente...!
A quien le haya interesado, pasaré por sus lugares. –

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco noches de telenovela

Cinco días light: día 1

Algo que decir